3 sept. 2015

CARTA A AMANCIO ORTEGA


Estimado Amancio Ortega, le escribo como clienta habitual de sus tiendas de ropa, pero sobre todo como mujer (soy consciente de que esta carta nunca llegará a sus manos o a sus oídos y que no soy la primera que pone el grito en el cielo). Suelo entrar en la web de Zara para ver las novedades y siempre me encuentro a modelos con cuerpazos pero hasta hoy nunca me habían llamado tanto la atención. Entiendo perfectamente que un vestido, unos pantalones o una chaqueta van a vender más en una chica delgada, sin michelines, sin estrías o sin arrugas, pero lo que no puedo entender es que las maniquíes estén tan sumamente delgadas que se les junta el ombligo con la espalda, que no tienen pecho, que parecen el palo de una escoba...





Lo menos importante es que la mayoría clientas no nos vamos a sentir identificadas con esas chicas y que cuando vayamos a las tiendas a probarnos esa prenda que tanto nos gustó en la foto, no va a haber manera de meternos en ella o de vernos mínimamente bien para salir con ella a la calle. Eso es lo de menos, decía. Lo que de verdad es preocupante es el estereotipo de mujer que os empeñáis en perpetuar, una mujer extremadamente delgada, sin curvas, sin caderas, sin pecho, sin un gramo de grasa... Una mujer que en la calle, en la vida real, no es muy común. Hay quienes por constitución tienen estos cuerpos pero sinceramente, seamos realistas, esta delgadez suele ir asociada a trastornos alimenticios que hacen de la vida de muchas mujeres y sus familias un verdadero infierno.

Seguramente, la anorexia y la bulimia no se erradiquen porque usted contrate y muestre fotografías de chicas con aspecto saludable, pero ese pequeño granito está en su mano y puede ser su aportación, además de haber hecho la moda asequible a todo el mundo, háganos a todos el favor de no vendernos unos cuerpos inalcanzables si no son causando estragos en nuestra salud.

Gracias





      trendypaperdollTwitter trendypaperdollPinterest trendypaperdollGoogle Plus_trendypaperdoll

2 comentarios:

  1. La verdad es que hay muchas veces que he pensado que me gusta mucho la ropa de Zara porque las modelos me han parecido pateticas, no representan la mujer que yo considero guapa, las encuentro sosas y excesivamente delgadas, aun las que has puesto me parecen monas pero otras temporadas parecia hasta que estaban enfermas. Besos y muy buen post

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy buena carta! Si Amancio saliera a la calle y cogiera al azar a 100 mujeres, le garantizo que la gran mayoría tendría desde la talla M a XL y sólo un 10% tendría la XS, pero en fin...

    Ayer salí de Zara con ganas de escribir a Amancio ya que ¡no tienen tallas XL! normalmente uso la talla L, pero las tallas L de Zara me quedan reventando en el pecho (tampoco soy la Bombi).

    Y lo peor es cuando vas con una niña de 9 años y no hay nada para ella ya que en la ropa de 9 años sólo cabe una niña de 3. En fin... seguro que Amancio pasa de nosotras pero por lo menos nos desahogamos juntas. Un abrazo

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR TU COMENTARIO! THANKS FOR YOUR COMMENT!